El barrio de Porta Rossa

 

Que es el barrio de Porta Rossa ? En los hechos, es difícil establecer una verdadera homogeneidad, sea ella geográfica o histórica, de los lugares.

El periodo antiguo

A la origen es uno de los bordes del rectángulo aproximativo (Mapa del muro romano primitivo), de los años a. de J.C., si se sigue el fechado clásico, probablemente más tardío, de epoca augustea, si se toman en cuenta las excavaciones archéologicas y su estudio recciente, de lo que era el castrum (campo romano). Surge al medio de una zona semi pantanosa, al igual que toda la ciudad. Los elementos más destacados eran el rio Arno, desde el punto de vista del paisaje, y el puente (de la epoca de Adriano) desde el punto de vista económico y militar. Une de los límites del barrio actual, la via Por Santa Maria,via al pontem al tiempo romano, era dirigido a la puerta monumental, probablemente flanqueada de dos torres, y que daba sobre el puente. La otra, actual viaTornabuoni, marcaba el límite occidental de la ciudad romana, aunque su configuración actual sea mucho mas tardía.

Pero las excavaciones dan una visión más compleja. El muro romano era irregular, y acavaba por llegar, en el barrio de Porta Rossa, si no hasta l’Arno mismo, por lo menos más allá del límite que se asigna tradicionalmente a la ciudad, a lo largo de la via Porta Rossa o de la via delle Terme, sobre las cuales da el actual Hotel Porta Rossa. Esta ultima calle señala, por su nombre, la existencia de un establecimiento de baños romano en este lugar, aunque fuera del trazado más antiguo. Se data por lo esencial esta extensión de la ciudad romana del período de Adriano (76 d.J.C.° - 138 ap. J.C. †, reinado de 117 a 138), período próspero para la ciudad, y especialmente para el barrio, conectado directamente a la via Cassia a partir de la actual Piazza Santa Trinita. El trazado de los límites del castrum es muy visible sobre las mapas y las fotografías aéreas.

Los actuales palacios Torrigiani y Salimbeni (Hotel Porta Rossa) se encuentran sobre el sitio de lo que fue el muro originario. La via Porta Rossa fue probablemente la última vía interior paralela al decumanus (eje de carreteras este-oeste en el centro de la vida económica de una ciudad romana o galoromana) del castrum. En correspondencia con esta vía se construyó en en el muro una puerta, que las excavaciones archeologicas de 1894 pusieron al día, y cuyo marco era de ladrillo rojo. Es una primera posibilidad para la origen del nombre Porta Rossa, dado a la puerta, por supuesto, y también a la calle, y en consecuencia, algo más tarde, a el Hotel.

Se conoce poco de la vida del barrio en epoca romana. Pero si se puede imaginar que la proximidad de los grandes ejes de circulación y el puente, así como de las termas para el descanso, hacen de este barrio un lugar agradable para los viajeros, pleno de tabernas y de albergues. Las actividades vinculadas al tráfico de carreteras y fluvial sobre l’Arno debían encontrarse en este sector. Las excavaciones dan de pensar que habían en el barrio actividades de pequeña metalurgia en el sector de Por Santa Maria, talleres textiles en la zona de via Porta Rossa, y curtidurías, debidamente a sus grandes necesidades de agua, a lo largo del río.

Lo que està seguro es que las las calles actuales del barrio, entre la via Porta Rossa y el Arno, dichas los chiassi, respejan en gran parte el trazado rectilíneo de las calles y callejuelas de la epoca.

Las invasiones barbaricas destruyen las casas, las termas, y sobre todo el puente sobre l’Arno. A partir del siglo VI, se abandona toda la zona a los invasores que queman y pillan. Los Bizantinos se limitan a consolidar y defender un sector mucho mas estrecho que la implantacion romana original. El trazado nos muestra que solo el 40% de la superficie permanece ocupado en ese triste período.

El periodo mediaval

Fue solo en el siglo IX que el puente sobre l’Arno se reconstruye en duro. Lo que permite a continuación, entre los siglos IX y XI, la reconstrucción de todo el barrio, con nuevas y más sólidas infraestructuras. Las construcciones son de madera, por la mayor parte, pero aparecen también la case-corti, casas comerciales articuladas alrededor de los patios, almacenes y depósitos, las case-torri, articuladas ellas alrededor de la torre en piedra de las familias nobles y de su consorteria (grupos de clientela), que se instalan en la ciudad.

El lugar, marginal al período romano, y fuera de los muros, durante el periodo Bizantino, entra, a medida que la ciudad se extiende, cada dia más profundamente en ciudad, y se constituye como barrio. Se organiza en torno a tres iglesias ((S. Maria Sopra Porta, SS. Apostoli, S. Trinita), y 20 torres (en 1180) de las familias y consorterie de la vecindad. La construcción de un nuevo muro a partir de 1173, y la reconstrucción de un nuevo puente, derrumbado en el 1178, contribuyen al rápido desarrollo del barrio.

Es necesario mencionar aquí la organisacion de estos barrios, donde la esfera privada y la esfera pública son mezcladas inextricablemente. Alrededor de las torres y las casas de las grandes familias del lugar, los magnati o potentes, según las denominaciones que les dan los florentinos mismos, la sociedad se organiza de manera cercana a la que existe en los castillos de las campañas de la cercania. Uno o más nobles dominan al grupo, imponen sus prerrogativas, y se organizan en una estructura de tipo feudal. Así pues, los Monaldi organizan alrededor de su torre (la Torre Monalda) un consorteria, es decir, una comunidad de intereses. Los distintos edificios de los miembros del consorteria son conectados por pasarelas, saledizos, y se fortifican hacia l’extérieur. Contienen todo lo que es necesario para la supervivencia del grupo: almacenes de comida, acceso a l’agua, una capilla… El prestigio, la potencia y la fuerza de estos grupos se manifiestan por la altura de las torres, y también por rivalidades, facilmente sangrientas, con otros grupos y consorterie, de las quales viene seguramente el apodo de la Torre Monalda, "la rognosa", que se pudiera traducir como "enfadada", "colerica" o "gruñona".

Las autoridades públicas no se dan paz antes de lograr traer a estos ciudadanos poco controlables en la norma. Actúan de distintas maneras, coercitivas o más suaves. Pero sobre todo imponen y generalizan las estructuras de control que permiten de asegurar la seguridad y la paz social en toda la ciudad.

La comunidad territorial más pequeña se reúne en torno a la iglesia parroquial. Es el primer nivel de la organisacion administrativa y social, con un perfil autónomo, religioso, militar y fiscal. En Florencia, la vicinia, reunión de los jefes de familia residentes, convocados regularmente para discutir de los asuntos comunes, coincide con la parroquia, es decir, con el populus, o Capella, contrata o parrochia, según las terminologías de la epoca. Se conocen estas comunidades parroquiales desde el siglo XII. Son unas cuarenta para toda la ciudad en el siglo XIII, casi sesenta a principios del siglo XIV, mucho más en los años 1420. Hacia los años 1300, Florencia con cerca de 110.000 habitantes. Cada parroquia alcanza pues en término medio 1800 habitantes, aunque algunas fuesen muy anchas y pobladas, y otras otras minúsculas y desiertas.
La organización es muy bien definida: al personal eclesiástico se añade una estructura administrativa laica, el consejo de los jefes de familia. Un sindaco, cargo electo representa a la comunidad ante las autoridades del Comune. Le vienen en ayuda administradores, mensajeros y colectores. Ddebía ejercer las delicadas funciones de distribución y percepción de los impuestos, y garantizar la gestión del patrimonio de la comunidad. Los cappellani del popolo (capellanes de la parroquia) ejercen las tareas de vigilancia y control del orden.

Otro elemento de la estructura del barrio, los Arti, es decir, las corporaciones de Florencia. Dotadas de un poder jurisdiccional, velan por los intereses de algunas profesiones, y regulan su ejercicio. Efectúan un control de calidad, garantizan tanto las prácticas honestas de sus miembros, quanto el monopolio sobre sus productos específicos. Las Artes tienen autoridad para proseguir, juzgar y condenar cualquiera incumpla las normas impuestas por los estatutos. De la societas mercatorum, aparecida en el siglo XII, unica"Arte de los negociantes", se separan al final del siglo seis otras Artes dichas principales. A sus lados se formaron poco a poco las Artes dichas menores, para las profesiones de menor importancia, practicadas por la pequeña y media burguesía, con un papel político mucho menor. Se excluyen algunos oficios, ya que la cotización que debe pagarse al entrar en las Artes es tan elevada que los pequeños patronos y los artesanos aislados no tienen acceso a ellas. Desde las resoluciones de 1293, sólo se admiten a participar en la vida política de la ciudad los que forman parte de las artes, mayores de edad preferiblemente. Todas la Artes son dirigidas, bajo una forma idéntica, por dos cónsules, elegidos por seis meses, y por dos consejos.

Entre las artes principales se encuentran las siguientes:
• Arte de los médicos y boticarios, al que se vincularan Dante y Giotto
• Arte de la lana, el más importante entre 1340 y el siglo XVI, que ocupa un buen un tercio de la población de Florencia
• Arte de los orfebres, fabricantes de joyas, de armas, de vajilla, donde iran los grandes artistas del Renacimiento, como Donatello, Luca della Robbia, o Benvenuto Cellini
• Arte de los notarios, honorado todos, auxiliar indispensable para los otros
• Arte de calimala, primer nacido, que incluye gran comercio, industria (paños, productos exoticos…), grandes operaciones financieras, préstamo y cambio. Es el más internacional de las artes.
• Los maestros del cuero, constituidos por la fusión, en 1534, de tres sociedades, menores (pellejeros, fabricantes de correas y zapateros). Ocupan aproximadamente 3000 artesanos en la ciudad.
• Art de la seda, o de Por Santa Maria, que nace al final del siglo XII, y crece en paralelo a las otras artes en la zona del Mercato Nuovo, aujourd’hui conocido como mercado o Loggia del Porcellino. Su símbolo, una puerta roja, es otra posible origen del nombre de la calle, y por lo tanto del nombre del hotel Porta Rossa.

Tiendas y artesanos en el siglo XV en el barrio de Porta Rossa

Las dos arterias más comerciantes del barrio son el Borgo Santi Apostoli y la via delle Terme, y probablemente también la via Tornabuoni en la parte occidental del barrio, como la via Porta Rossa. Pertenecían al Gonfalone Vipera del barrio de Santa Maria Novella. Permiten, entonces como hoy en dia, de pasar de via Por Santa Maria a la piazza Santa Trinita. No parece que fue un lugar de concentración de actividades particulares. En una crónica del 1470, las únicas tiendas específicamente tomadas en cuenta estan en la via Porta Rossa : un negociante de especias, un orfebre, algunas tiendas de escultura en la piazza Santa Trinita, y cerca del palacio Bartolini. En 1519, como Francesco Datini en 1386, las fuentes citan la " osteria del Cammello in Portarossa", actual Hotel Porta Rossa, así como dipintori e chalzolai e un fornaio, pintores, zapateros y un panadero. El edificio actual causará probablemente la pérdida del antiguo albergue, poniendo en su lugar el Palazzo degli sportici del Bartolini, pero la vocación hotelera del edificio volverà pronto a la superficie.

Las fuentes fiscales y catastrales nos dan aún más informaciones. Mencionan (1363, 1427) en via Por Santa Maria, Borgo Santi Apostoli, y en los alrededores, la presencia de especialistas de la pintura sobre arcas, cofanai o forzinerai, inscritos en el Arte de San Lucas. Pero también la presencia de simples pintores (1435, 1452), organizados en botteghe, en la Piazza Santa Trinita, del otro lado del barrio. Su número crece aún, segun el catastro de 1469, en la segunda mitad del siglo XV. El Borgo Santi Apostoli contaba por lo menos seis. El Libro Rojo de la compagnia dei Pittori muestra que hay mucho más pintores que en otras partes de la ciudad en la zona incluida entre la via Porta Rossa y la via Pellicceria. Otros declaran trabajar en el mismo barrio, pintores, orfebres, probablemente asociados a las botteghe antes citadas. Las tiendas se situan principalmente en las case-corti o case-torri, que, por parte del patio o por parte de la calle, podian acoger este tipo de actividades. Después de la gran peste de 1348, todos los espacios antes utilizados para el comercio no fueron reutilizados, por falta de poblacion. Los catastros y otros libros indican que estas tiendas no son muy grandes, y que como la actividad artística no requiere que unos pocos metros cuadrados, ellos los ocupaban en mayoria. Obviamente, no siempre es fácil localizar precisamente, ni las tiendas ni los titulares sucesivos. Los archivos a menudo incompletos, y los cambios en el armazón del barrio ya no nos lo permiten.

Otras tiendas se conocen en la zona actualmente ocupada por el palazzo Bartolini-Salimbeni. Un pintor y un carpintero a la esquina de via Porta Rossa y Piazza Santa Trinita. Una tienda de pintura sobre cera y cirios existe en la misma zona al principio del siglo XVI. Colaboraciones "técnicas" se hacen día, por ejemplo entre un pintor y un colchonero, que proporcionaban juntos camas completas, decoradas y proveídas de su artículos de cama. En la segunda mitad del siglo XV, en via Porta Rossa habian muchas tiendas artesanales de toda clase, pintores, claro, pero también orfebres, batidores de oro, negociantes de madera… Si algunos nos son conocidos, la mayoria solo se conoce por una única mención en los archivos.

Se encuentran, con respecto a estas tiendas, varias configuraciones. Pueden pertenecer a un mismo proprietario, que las alquila a varios artesanos diferentes, en el espacio y en el tiempo. Los Bartolini albergan así carpinteros, pintores, orfebres, en las tiendas de sus palacios. Es raro que un pequeño proprietario alquile a una tienda, utilisandola mas bien para sí mismo en la mayoria de los casos. Se encuentra a veces un mismo empresario que alquila a varias tiendas en una misma zona a varios proprietarios diferentes. Es el caso de Bernardo Rosselli, por ejemplo, que tiene así botteghe de pintura en el sector de piazza Santa Trinita, en torno a 1500. Pero la mayoría de los arrendatarios artesanos ocupa una única tienda, para una única actividad.

Como se ve, las fuerzas que obran a la escala del barrio, nobleza, parroquias y justicia de los cappellani, potencia del las Arti son importantes. Pero son móviles en el tiempo. Cuando el municipio refuerza sus estructuras, son los magnates que pierden en poder y se encuentran integrados poco poco entre los ciudadanos del común. Simbólicas, sus torres, se limitan en altura y pierden su papel militar, para terminar integradas en los palacios de los ricos recien llegados. Cuando el poder, a partir de la gran Peste de 1348, se centraliza y se refuerza, los poderes locales pierden su papel de primer nivel en la administracion de la justicia, sin ya más tener otra cosa que un papel administrativo y fiscal de segunda orden. Cuando la ciudad, asediada por Carlos Quinto en el 1530, vacia las cajas de las Artes, empieza su ruina y este hecho las implica en una decadencia de la cual no se volverán a reponer nunca.

El Renacimiento

Las modificaciones en el Renacimiento se superponen al tejido mediaval, más bien por bloques aislados, como due palazzi di Baccio d’Agnolo los dos palacios de Baccio d’Agnolo, o el Palagio di parte Guelfa, que por grandes modificaciones. Introducen nuevas tipologías de construcción, palacios y palazzetti, palacios de menor medida. La red de las calles y callejuelas se dobló, un poco, a las exigencias de los nuevos trazados de los ejes de comunicación de la ciudad. Pero en el conjunto, sigue siendo asombrosamente estable. El barrio se señala con algunas bellas realizaciones. Entre ellas, el Palazzo Strozzi, comenzado en el 1489, en el centro del barrio que la familia Strozzi controlaba, el Palazzo Davanzati, construido hacia la mitad del siglo XIV, en la via Porta Rossa como el Palazzo Bartolini–Salimbeni, los palacios de Piazza Santa Trinita , Palazzo Spini Feroni, construido a partir de 1289, y el Palazzo Buondelmonti, del principio del siglo XVI, que integra La Torre Buondelmonti, y el palazzo palazzo Borgherini, hoy en dia Rosselli-Del Turco.

 

Los palacios del barrio de Porta Rossa

Palacio Direccion Periodo Arquitectos y hechos
Palazzo ANTINORI 3, piazzetta Antinori Verso 1550 Atribuido a Baccio d'Agnolo.
Palazzo BARTOLINI SALIMBENI 1, piazza Santa Trinita XIV e XV s. Baccio d'Agnolo. Bella fachada, dos pisos, ventanas particulares.
Palazzo BUONDELMONTI piazza Santa Trinita XV s.  
Palazzo CORSINI 11, via del Parione, Lungarno Corsini 1650 Importante colleccion de pinturas de los siglos XV a XVII secolo. Escalera elicoidal baroca de Pier Francesco Silvani.
Palazzo DAVANZATI 13, via Porta Rossa XIV al XVII s. Patio del siglo XV, escaleras con rampa de madera, decoracion pintada del siglo XIV.
Palazzo FERONI o SPINI-FERONI via Tornabuoni XIII s.  
Palazzo dell'ARTE della LANA via Calimala XIII s. Frescos del siglo XIV.
Palazzo di PARTE GUELFA via delle Terme    
Palazzo GONDI piazza San Firenze XV s. Costruido por los Gondi, familia dividida entre Francia y Florencia.
Palazzo LARDEREL via Tornabuoni   Fachada de Giovanni Antonio Dosio.
Palazzo NONFINITO 12 via del Proconsolo   Una leyenda.
Palazzo ORLANDINI DEL BECCUTO via de Pecori Fine XVI s. Anton Maria Ferri
Palazzo PAZZI via del Proconsolo XIV s. Ispirada por el Brunelleschi y Giuliano da Maiano
Palazzo PORTINARI SALVIATI 6 via del Corso   Bello patio, frescos del siglo XV. Motivos grotescos.
Palazzo RICASOLI piazza Goldoni    
Palazzo ROSSELLI DEL TURCO 17 borgo Santi Apostoli    
Palazzo RUCELLAI via della Vigna Nuova   Fachada principal decorada con pilastros
Palazzo STROZZI piazza Strozzi   Giuliano da Sangallo. Fachada con cornizas, ha sido un modelo en su tiempo.
Palazzo STROZZINO piazza Strozzi 1462 Michelozzo